Coaching empresarial: cómo motivar a tu equipo

habilidades directivas
Cómo construir el mejor equipo de trabajo
marca3
DISEÑA TU MARCA PERSONAL
Mostrar todo

Coaching empresarial: cómo motivar a tu equipo

coaching para directivos

Todo directivo se pregunta alguna vez qué puede hacer para motivar a su equipo de trabajo con el objetivo de optimizar su rendimiento. No se trata solo de mejorar los resultados, sino de sacar lo mejor de cada uno de los miembros del grupo, contribuyendo a su desarrollo profesional. Crear un buen ambiente de trabajo, donde los empleados se sientan cómodos, es una cuestión fundamental para mejorar su actividad productiva. Una de las labores de los directivos es espolear a su grupo hacía las metas planteadas y las técnicas de coaching para directivos son una buen opción para conseguirlo.

Esta disciplina te permitirá mejorar diferentes aspectos, como potenciar el descubrimiento de las habilidades potenciales de los empleados o trabajar aspectos que contribuyen a incrementar su efectividad laboral. Puedes tener numerosos motivos para poner en práctica acciones de coaching con tu equipo, pero sin perder de vista que el principal motivo de este trabajo debe de ser mejorar la comunicación y la relación con tus empleados. La clave será observar a todo el equipo de forma individual para detectar aquellas cuestiones en las que cada empleado pueda mejorar, ayudándole a lograrlo.

Desde Curreen English Business School te presentamos tres acciones básicas de coach que puedes poner en práctica con tus empleados.

  • Exposiciones grupales: Se trata de crear espacios de dialogo con los empleados, de saber escuchar y de potenciar la comunicación entre ellos. Por ejemplo, puedes proponer a tus empleados que piensen en cómo mejorar un servicio concreto, ellos deberán realizar una propuesta de mejora y defenderla delante de sus compañeros. Puede ser efectivo para evaluar las habilidades de los empleados y descubrir qué cualidades se pueden potenciar y aprovechar en un puesto específico de la empresa.
  • Juego de cualidades: Es una práctica habitual, reúne a tu equipo y pídeles que escriban en un papel tres cualidades de su compañero situado a la derecha, el papel irá rotando pasando por cada uno de los empleados. Al final cada uno tendrá el papel con las valoraciones de sus compañeros sobre él, deberán leerlas en voz alta. Se trata de una actividad adecuada para mejorar las relaciones internas. Te servirá para entender cómo se relacionan y cuál es la opinión que cada persona causa en los demás.
  • Brainstorming: El objetivo es involucrar al equipo en las decisiones de la empresa, que sientan que su opinión importa, que son parte del equipo, se implicarán más en su trabajo.