Cómo conseguir que te guste aprender inglés

cursos de habilidades directivas en Madrid
Consejos para mejorar el listening
coaching empresarial
¿Para qué sirve el coaching empresarial?
Mostrar todo

Cómo conseguir que te guste aprender inglés

escuelas de negocios en Madrid

Como una de las escuelas de negocios en Madrid, sabemos que no resulta fácil realizar frecuentemente tareas que no nos gusta desempeñar. Sin duda, estudiar o aprender una materia que nos resulta aburrida puede ser todo un reto. Obviamente, no todos los idiomas son iguales, pero tendemos a idealizar lo que supondría saber inglés: viajar, hablar con otras personas que no hablan nuestra lengua, trabajar, estudiar o ver tu serie favorita antes de que llegue a España. El problema es que no es tan sencillo, tras meses -e incluso años- de estudio consideraremos que no tenemos la fluidez necesaria para realizar todas estas acciones.

Nosotros mismos nos ponemos las trabas, el inglés es ajeno a nosotros, todo es nuevo y nos cuesta soltarnos por falta de práctica y, sobre todo, por miedo a hacer el ridículo. La mejor forma de conseguir ver nuestro sueño cumplido es integrar el inglés a nuestra vida habitual, a nuestra rutina diaria. Algo que nunca será posible si el idioma no te gusta, en definitiva, se trata de una cuestión de actitud.

En Curreen English Business School te contamos algunos trucos para darle la vuelta a la tortilla, piensa en los motivos por los que no te gusta y busca los aspectos positivos de esas razones. Si crees que no tienen nada de positivo piénsalo un poco más. Por ejemplo, uno de los motivos más frecuentes para abandonar el inglés es que resulta difícil su aprendizaje, por este motivo los trabajos que requieren dominar este idioma están mejor remunerados que los que no plantean el idioma foráneo entre sus requisitos. Ya has encontrado algo positivo de saber inglés, una motivación más.

Saber inglés puede abrirte muchas más puertas de las que puedas imaginar: películas originales, literatura y una marabunta de páginas en Internet que están en este idioma, así como la música y muchas de las cosas que te gustan. La clave está en convertir el aprendizaje en una diversión, busca aquellos aspectos del inglés que te gustan y explótalos. Cuando no tienes interés en una tarea en concreto es muy probable que te salga mal, implícate con el aprendizaje y verás cómo mejoras, seguro que además habrá gente en tu entorno dispuesta a ayudarte.

Escucha inglés cada día: música o películas, es una buena forma de aprender un poco más. Puedes descargarte las letras de tus canciones preferidas y traducirlas para ver de qué hablan. Con el tiempo, cada vez entenderás más y ya no te hará falta descargar las letras. Crea historias y prueba a escribirlas o contarlas en inglés, la necesidad de utilizar determinadas palabras o estructuras lingüísticas te ayudará a interiorizarlas.